Confianza en la pareja

confianza en la pareja

Las nuevas tecnologías y la confianza en la pareja

Desde la práctica clínica, vengo observando que en la confianza en la pareja y el uso de las nuevas tecnologías tiene una influencia importante en el inicio, desarrollo y ruptura de las parejas.


En la literatura científica, que investiga este fenómeno se intentan encontrar los factores determinantes, y las nuevas tecnologías parecen influir para unir, mantener y romper. No son tan “malas”.

Uno de los elementos que incorpora más ambigüedad e inseguridad es el uso de la comunicación electrónica en sus relaciones. Las posibilidades de comunicación que se abren con estos nuevos medios convierten la utopía de estar constantemente en contacto en una realidad, pero también, a veces, en un temor o una amenaza.


Entre los factores que hacen que la relación se mantenga está la confianza y el amor, los dos fundamentales.


Yo añadiría, que el concepto de amor y de confianza habría que matizarlos para “cada pareja”, ya que hay muchos tipos de amor, ver definición de amor de la RAE.


La confianza actúa como fuerza centrípeta de la relación, además de ser un resultado.


La confianza debe confirmarse, reafirmarse, pero también puede perderse.

Restablecerla después de que se haya disipado o puesto en entredicho es casi imposible.


Las parejas consideran imprescindible en una relación la confianza fue mencionada en primer lugar, tanto si mantenían una relación sólida, como si se encontraban en un momento de ruptura o transición.


Las relaciones sociales evolucionan. Las relaciones de pareja también. Evolucionan, se transforman y, a veces, se distienden, se rompen y dejan de existir.

Lo que nunca perdonarían las parejas es la traición y la mentira. Para muchos la infidelidad aparece como la peor forma imaginable de ambas. Cabe destacar que algunas personas piensan que una infidelidad sin sentimiento (solamente una relación erótica) esta dentro de lo permitido, siempre y cuando se mantenga en secreto, para unas, o fuese explicitado y puesto en conocimiento, para otras.

La mentira y la traición no son sólo contravalores y “disolventes” amorosos, sino que, además, duelen porque desacreditan lo que se ama. Lo que el amor hace valioso, la mentira y la traición hace que sea algo que no tiene forma y no vale tanto. Evidentemente, la fractura, el dolor, no implican necesariamente el fin de una relación. Ésta puede seguir pese al dolor –y el descrédito–, pues son varios los elementos que mantienen la unión.


Al buscar los elementos que unen y mantienen unidas a las parejas, la confianza juega un papel como mínimo igual de importante que el amor.


La pregunta por el control y/o acceso a los dispositivos, y la posibilidad de plantearse relaciones a distancia son temas que generan preocupación y discurso en bastantes parejas. También la posibilidad de restablecer un contacto regular con viejos amores –o amores que no llegaron a ser, pero podrían haber sido– despierta el fantasma de la desconfianza en algunos casos.


El grueso de las parejas, entre los dos extremos, acaban juzgando o afirmando que sí, que se trataría de una infidelidad, pero de un tipo diferente, de menor intensidad. Tales consideraciones ponen de manifiesto la dificultad de valorar la situación desde “el mundo dado por descontado de las infidelidades”. La mediación electrónica, el hecho de que no haya contacto físico en esa relación, o que no haya conocimiento cara a cara de las personas, dificulta el encaje de esa relación concreta entre las que forman parte del catálogo de las infidelidades. Pocas son las personas que lo toleran y no lo ven como una amenaza para su vida o relación de pareja.

Nos enfrentamos a un espacio relacional íntimo, incluso íntimamente mediado. De hecho, el juego de la seducción con el mismo medio, con la propia imagen, con la imagen del otro, se confunde en un continuo de estímulos y sensaciones, en una experiencia que aún no tiene palabras para que la narren de forma socialmente consensuada.

La terapia estratégica y la terapia familiar tienen como denominador común el uso pragmático de la comunicación, así como el énfasis en la noción de sistema, en particular en el sistema familiar. La tarea del terapeuta consistiría en formular con claridad el síntoma presentado aquí y ahora por el cliente y planear una intervención en su situación social a fin de modificar dicho síntoma.

Dentro del planteamiento existencial de los problemas psicológicos, se utiliza la logoterapia. El cometido de la logoterapia será precisamente que el paciente se haga conocedor de la responsabilidad que tiene de cubrir sus valores, de buscar el sentido de su vida.


Los factores de éxito en la terapia son una relación de confianza terapeuta-cliente, la fuerte disposición a seguir aunque no haya grandes avances al principio, y la puesta en práctica de las pautas que se den en consulta a nivel individual y en pareja. El 80% de los casos se resuelve felizmente si se dan estos factores.

Este artículo está relacionado con el anteriormente escrito.

Para saber más sobre la terapia de pareja, aquí.

¡Por favor, escribe abajo tus impresiones. Muchas gracias!

Fuentes bibliográficas:

Núñez, Francesc, Cantó-Milà, Natàlia, & Seebach, Swen. (2015). Confianza, mentira y traición: El papel de la confianza y sus sombras en las relaciones de pareja. Sociológica (México), 30(84), 117-142. Recuperado en 22 de octubre de 2019
Páez-Blarrina, M., Gutiérrez-Martínez, O., Valdivia-Salas, S., & Luciano-Soriano, C. (2006). Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) y la importancia de los valores personales en el contexto de la terapia psicológica. International Journal of Psychology and Psychological Therapy, 6(1), 1-20. Recuperado en 22 de octubre de 2019

Infidelidad en la pareja: ser fiel y leal

lealtad fidelidad terapia de pareja granada

Son muchas las formas en las que dos personas pueden relacionarse. Pueden casarse, pueden estar viviendo en pareja,…

Hay personas que son leales y fieles a su pareja.

Hasta se empiezan a ver formas como la “trieja”, son como las parejas, pero son tres personas, sí, tres personas.

El concepto de Pareja, propuesto por Lemaire:

“se estructura sobre bases afectivas y sobre un proyecto más o menos implícito de larga duración y presenta características precisas: la elección específica del compañero, el proceso de idealización, la reafirmación narcisística de los interesados, la contención del yo y la satisfacción de deseos”

Hay personas son no son ni leales ni fieles a su pareja.

Y hay personas que son leales, y no son fieles a su pareja, de forma consentida.

De este último caso, he conocido a varias parejas. Desde que ejerzo como psicóloga, tan sólo una pareja, lo llevan estupendamente. El resto han acabado en ruptura.

Según mis observaciones, las personas que intentan abrir su relación de pareja a otras personas suelen fracasar porque ellas mismas no están mentalmente preparadas para esto.

Y hablando de las personas que deciden ser desleales con su pareja o se ven comprometidas en una situación de la que no saben salir tengo que decir dos cosas. Algunas de estas personas no sufren si se les pilla. Podemos estar ante personas que deciden de forma voluntaria no contar a su pareja sus escarceos para no hacerles sufrir.

Pero también, los hay que se esconden sencillamente porque piensan que su pareja los dejará, y les viene muy bien que sigan ahí. Utilizan a su pareja, pero no sienten realmente por ella.

En estas situaciones de infidelidad en la pareja, tanto las personas que son engañadas como las que engañan pueden sufrir, y por ello, necesitar ayuda psicológica.

Con la experiencia y formación que tengo puedo ayudar a las personas que se encuentran en esta delicada situación con total confidencialidad.

Buscando siempre reducir el sufrimiento lo antes posible y espaciar las sesiones conforme esto ocurra.

Se podrá invitar a la persona o personas que acudan a terapia a reuniones grupales gratuitas del grupo de apoyo de Ana Ruiz.

Este artículo sobre infidelidad en la pareja está relacionado con el anteriormente escrito.

Puede pedir cita en este teléfono: 667835539

***Foto tomada del perfil de Facebook de Loalba Joyeros.